Bienvenidos a este lugar de consulta sobre poetas, narradores y ensayistas de todo el mundo escritos o traducidos al idioma español.

"... el bibliotecario protege los libros no sólo contra el género humano sino también contra la naturaleza, dedicando su vida a esta guerra contra las fuerzas del olvido"
Umberto Eco

DELGADO, Alejandro

Alejandro Delgado


Morelia-Michoacán-México


Libros publicados:
*Herencia del viento (poesía)


OBRA

SELECCIÓN POÉTICA

SUEÑOS QUE SE HACEN SUEÑOS

camino por la calle frenética de inclemencias
mis pasos oscurecen lo que florece en el viento
camino sobre las aguas y el desierto marino
visto mi piel de humo
camino con pies desnudos de fuego
y mis sombras andan descalzas
en tanto mi silueta de ecos
se hunde en una pesadilla de piedra

sueño que mi vida
es la enredadera trepando la piel del silencio
el deseo fragmentando los espejos del instante eterno
el sueño que martilla maderas de sangre
la piedra del río multiplicando estrellas
y despierto al sueño del despertar
soñando despierto el sueño de soñar
como aquel soldado que cava una trinchera en el mar
o esa nave que ancló por siempre en la profunda tormenta

TIEMPO QUE PERDER

el tiempo pasa como la saliva del ansia
se arremolina en la esquina del instante
tiempo que siembra y cosecha tiempo
cuando el todo se hunde en la nada

DE LA MISMA FORMA

ella bosteza el peso del tedio
sonríe el sabor amargo de su mirada
que es el conjuro de la apatía
una eterna excusa para el principio
el cuento de nunca acabar
cuando la mediocridad
se le vuelve fiesta

EL ANDAR DE LOS SERES

los pasos escuchan el eco de las banquetas
miradas perdidas en la pantorrilla de la prisa
fardos en soledad circulando la esencia de la espera
repetición que atestigua el juicio de la noche

los pasos de los seres anudan el retorcer de la memoria
encuentran en las huellas la sepultura del nacer
son los ecos que caminan persiguiendo sus sombras
que reptan los hilos de la mañana
tejido que muerde el clamor de los gestos
en el sentido iracundo del rizoma del tiempo
que bifurca en humo la carcajada de la esperanza

CRONOLOGÍA

el tiempo cobra el rostro de la gente
la gente se escurre entre las alcantarillas del deseo
del deseo se pueden decir todas las cosas repetidamente
repetidamente camino solo por las avenidas del deseo en turbio desacuerdo
desacuerdo es la mejor palabra para designar mis máscaras

mis máscaras tienen el mismo gesto
el mismo gesto del tiempo
dentro de mí hay un silencio perplejo que brilla oscuro
oscuro es el canto de las cenizas y de los creyentes
los creyentes asomaron sus estúpidos pasos por mi puerta

mi puerta que se abre silenciosa clama su propia paz
paz es lo que lubrica mi deseo y el aullido de mi sombra
mi sombra es un espejo que juega a morirse sola
sola siempre va la sirena que me acompaña
me acompaña la rabia del espacio contra el tiempo

el tiempo es el mejor amigo de mi sombra
mi sombra es el canto del silencio
el hombre es la promesa oculta de la luna
la luna que se oculta dentro de sus cráteres
cráteres que son las mudas criaturas del insomnio
del insomnio que escribe sus códices en el agua oscura

oscura la fruta del huerto donde los muertos crecen sus raíces
raíces son los ríos del mar y los caminos que se hunden
se hunden en mí ser todas las piedras y las espinas de las flores
las flores de los lirios suicidas en el manantial de los sueños
los sueños son mi mejor y mi peor apuesta contra el tiempo

el tiempo es la dialéctica de la muerte

UN DÍA DE FEBRERO

la niña traía la música por dentro
la mujer teje el color del eco
el mundo se enreda en su cabello suelto
frenético río después de la trenza
arquitectura texturosa después de la piedra
y en mi mano se aprieta
la rabia multicolor del desencanto

TIRO DE GRACIA

este deseo tránsfuga del dolor
flor que se marchita como la manecilla en el reloj
ojo que se hunde en su propio mirar
agua que se ahoga en su propia transparencia
y la muerte que es hermana de la espera
me ata con cadenas de sueños a la dictadura del tiempo
donde mi sangre juega al salto mortal de los necios
en el circo de sirenas y sepulturas
donde el juego es ser espejo de los sueños
que escupimos al rostro del tiempo

FORMA DE HUMO

tengo el alma llena de esquirlas
porque Freud descubrió mis megalitos terribles
clavados en la siembra del horror de la finitud
porque
la mejor forma de medir la distancia
es empuñando los ojos cerrados
la mejor forma de vivir el horror
es mirar el fuego de los espejos
y la sangre en el camino de los cometas
la mejor forma de seducir la muerte
es atándola como al perro fiel de nuestros despojos

la mejor forma de amar el amor
es poseyendo sus carnes en los sentidos del viento
la peor forma de morir esta vida
es callar cuando confundimos el eco con la piedra

tengo el alma llena de megalitos
porque Poseidón ahogó mis arenas eternas
del mar que ahogó sus esquirlas en el deseo de la tormenta

¿POR QUIÉN LADRAN LAS CAMPANAS?

…las campanadas, no son todas iguales
las campanadas al amanecer son alas que escapan de la mañana
nocturnas son más oscuras que el silencio.
es diferente la historia que nos pregonan campanadas cercanas
a la que nos aúllan las campanadas distantes…
aunque repiquen la misma rutina.
un sentido de profundidad
su cimbrarse del metal se hiende en mis huesos
como escalofrío de luz

las campanas son copas y son cadenas
sus metales se trepan al cielo
tañer que escarba la tierra
algo que se escurre en las campanas
es un sudor lagrimoso
la luz y el frío fluyendo en el manantial de la oscuridad
el babeante hocico de los perros…

las campanas menstrúan el sonido.

ESTADO DE GRACIA

…me lleva el sonido por sus aguas rítmicas
lo que ha pasado en el día va quedando como silencio abandonado
el sentimiento cobra forma de espumas blancas e incandescentes
las cuerdas frotan el sentido de un largo camino a la frontera con la paz
los vientos ya no se transparentan ahora son las flamas en azul de la orquídea
y todo parece percusión en los cenitales del alma y la piel

…voy recorriendo una fuga y un adagio piano, pianísimo
el secreto de la bruma está aquí hundido en mi oído
la danza se aloja misteriosa y táctil en el profundo vientre de la oscuridad
donde las estrellas irradian burbujas de fuego y transparencias de manglar
en este sentido midiendo la lluvia con hilos de cristal
para este hombre silencio
esta mitad de cielo sueño de la espina clavada en la verdad
…las cosas con alma de demonio y mar hermanas del canto del calamar
caen como la hojarasca seca y tonta en las brasas hundidas en el pubis del mar
y el sonido arrastra en su vuelo las grutas de la memoria y el terrible aullido del futuro
por cuyo estrépito están entrelazados los tentáculos del dolor y las estrías del placer

…las cosas que hace la música tienen el alma y la precisión de la finitud
y el tiempo incesante pidiendo en todo instante rendición de cuentas
al interminable destino del caracol a este hombre mitad tiempo mitad reloj

…entre el placer y el dolor hay gemidos
en vórtice penetrado de enredaderas y cristal de lotos
la risa y el llanto trepan enceguecidos de palabras el vagón nocturno del tren azul
una locomotora con nombre de horizonte
traza las líneas de las distancias entre la melodía y la canción
el maquinista mira como la flor del humo retuerce
la raíz de la armonía en yerbas de nube y silencios de sol
y el hombre mitad piedra mitad sueño
escucha campanadas de violín vibráfonos de amanecer
de un poema sinfónico de lo que significa
escuchar los espejos cuando acarician las sombras fecundas de soledad

…el hombre mitad mirada mitad oído
anida en su alma mitad cristal mitad caracol
una nueva utopía para el amor…

VÍNCULOS

hay cosas que parecen gesto
oscuras profundidades que iluminan
que ciegan la loca línea del pensamiento
cuando queremos terminar
ser en un giro el otro
el otro capricho de los otros
los que siempre nos abruman de presencias
haciendo constar la realidad de los abandonos
hay cosas que como rostros
que se desfiguran con el gesto

NUESTROS PEDAZOS

somos el mismo mundo de fragmentos pedazos heridos de otros pedazos
cada quien atado a la propiedad privada del dolor
somos las decisiones marcadas
con los tatuajes ajenos de otros abismos
puentes que caen en la discreción del miedo
miradas traicionando nuestras huellas
sendas de nudos en las espinas
murallas donde el pasado nos calza con piedras
lo que sea que esconde la luz

somos los fragmentos
que despedazan la historia

ESPEJOS DEL VIENTO

no existen los fantasmas sino sus realidades abruptas
el fuego es la ilusión del humo como los ríos extremos espinas en tierra del mar
la verdad es la matrona muda que observa las criaturas que paren la mentira
y hay docenas de hombres lloriqueantes trepados como monos en las columnas
mujeres iracundas con sus vientres abiertos al cielo le devoran las estrellas al deseo
los espejos muerden nombres en las volutas del humo
buscan la plegaria y el credo de la posesión
los reflejos que se pierden por siempre en los ríos
la sal calcinada del placer radicado en el espejismo

y hay docenas de hombres retorciéndose como caracoles en la espiral de sus vientres
mujeres otrora sirenas gimiendo el dardo del calamar
en tanto el viejo espera la muerte recordando las preguntas de siempre
la llave y los candados de un huerto de piedra
y la lúbrica orquídea que creyó ser flor

hay espejos envolventes de muerte
hombres que mueren en el reflejo
vientres de mujer donde la luz vive la mentira del reloj

NOCTURNO

hay algo que canta de ti en tu piel
en ti el misterio púrpura delata su fina claridad
de todo lo que puede ser posible en la paz
cuando en mi alma la duda enciende su flor de vacío
y no hay posible sed sabiendo que existe tu manantial
algo en ti fluye siempre en silencio
en las deliciosas líneas de tu forma
que guarda tu mirada como cacto en el desierto
o como el amanecer de la luna lujuriosa de ternura
algo que se proyecta en ti como los duendes al castillo
o casi cual semilla del deseo el de la brújula oscura
sueño como esperanzado labrador
en ti guardo mucho del fluir en mi río
todas estas ganas de cuidar mi devoción por tu florecer
las manos que vacías de tu caricia se empuñan entre sí
y mi cerebro dando giros de latido sin tacto certero
sin eso que puede ser la sorpresa de la verdad

hay mucho en ti que canta el acertijo de la espera
algo que en mi me hace esclavo del tiempo
cuando mejor sería vivir el sueño con rostro
y ser amante de tu luz

TOMOGRAFÍA

no se qué morir
ni qué vivir
cuando la canción
se hace tu eco en mi piel

UN EXTRAÑO MÁS

siempre extraño a mi mismo
más adentro cada vez
mis raíces escarban
toda posible ramificación
entre mi cerebro y el corazón
que no es más que un vínculo
de centellas y sombras
entre vivir y morir

siempre extraño a lo que llaman amor
miro cómo me crecen los brazos
como los ojos de Alicia que no son suficientes
para abarcar el deseo de los espejos

un nibelungo más frente al espejismo
a ese engaño de horizonte
curva continua sin ocaso
que rodea como lobo a su presa
ignorando las magias de Gulliver
cuando me crecen en las venas
sueños que fluyen como enredaderas

creo en el amor
como Icaro creyó en sus alas
porque me crecen los vuelos
tanto como me crecen las alas

PIEDRA AL AGUA

lo que ve el espejo
es un eco de visión
el instante atrapado en su presente
sin la promesa del futuro
donde el reflejo muerde la transparencia
y el tiempo es el deseo consumado de la muerte

lo que mide el eco
para hundirse solo
es su signo
de la huella
que se abandonó a los pasos

el arco iris es el eco de un cristal
el eco en el espejo grita
la más profunda transparencia del silencio

PERTENENCIA

tengo más palabras en el alma
que en el lápiz
más sonidos en los poros de mi piel
que plan en mi futuro
los pasos que me van marcando
la vigilia del tacto y el amanecer

tengo tanto que decir dentro mi silencio
que las palabras son de submarino
metástasis de ecos medulares en mis huesos
un aventurarse solo en las cavernas de mi amar
como una latencia de simiente
un río nocturno buscando su estero en el mar
océano de siempre
con el rostro del tiempo
máscara de espuma
eco de silencio vuelto sal

tengo y no tengo
nada que se parezca a nadie
memoria con sangre de humo
palabras que inscriben
pétalos de piel
espinas en espiral
rosas enterradas en los vientos
como piedras sembradas
en el instinto de cruzar fronteras
para nacer desde siempre en cualquiera

tengo otra forma de decir
otra forma de morir
cada vez que cruzo el portal de mi soledad

otra forma de vivir
cuando escribiendo
encuentro el eco de la espina
y el grito de la forma en el mar
como si el camino
fuera un consejo
o un duende de arena
que juega conmigo
a desaparecer palabras
como si fuesen estrellas perdidas en el mar

CIMIENTE

todo saludo es una despedida
tal como todo río es el mar
cuando todo tome su lugar
hasta que muchas veces sea ninguna
tal cual como mueren los capullos
porque solo ellos saben cuando florecer

AEROMANCIA

hay que buscar
la médula vital de las formas
las combinaciones orgánicas
de la geología

el caracol de la historia
la rosa de los vientos
la casa
la cuna
y la tumba de las estrellas
la osamenta del tiempo
lo que hay para descarnar
de las verdades
incendiar las goletas
amarnos en el filo de las noches
destilar a cuenta gotas la espalda del futuro
colgar los péndulos en las ventanas
acoger el corazón de nuestra arqueología
dar uso de puente a los sueños

COPÉRNICO

solo se necesitan dos cuerpos
para hacer al mundo girar
hacer de la certidumbre
otra forma de adivinar

LA MÉDULA DE CRONOS

el amor existe, porque muere

las cenizas
son la desmenuzada carne del fuego
hay que desnudar la aurora
abrazar el terror de la noche
hasta que caigan las estrellas
en la entraña del medio día

cada nacimiento
es una metáfora de la muerte

la muerte es la trinchera del tiempo
hay que buscar las formas
de renacer entre nuestras muertes

porque el cielo tiene entrañas
y el fundamento del grito es el silencio

cada caricia es un eco desde dentro
es enraizar el gemir del deseo
el recuerdo como fruto de la historia

hay que vivirnos hoy y siempre
en el hechizo de las carnes del tiempo
porque solo el instante es nuestro
y las sirenas el espejismo del olvido

cada muerte
se parece a su dueño
como cada ave
se parece a su vuelo
todo lo que perece se parece

LAS PREGUNTAS EN LAS VENTANAS

eres una pregunta
que afanosa guarda sus respuestas
cuando en la piel
llevo la simiente de mi propia interrogación

eres y no eres
pregunta y respuesta
del viento que parece caminar
en avance y retroceso
saltando de los pasos a las huellas
del eco a la voz
de la sombra a tu luz
hoja que vuela sin raíz
raíz que se me hunde sin el follaje de tu piel

en días la pregunta me crece
como una respuesta de medusas
cuando pienso mirarte llegar
porque pienso debería haber
como tú
ventanas hacia adentro y hacia afuera
ecos que acaricien desde la memoria
o colores penetrando el vientre de las sombras

te me adentras extraño tatuaje
un azar en racimo de preguntas
que si el río tuviera raíces
te treparía en el flujo de su deseo
o se guardaría en tus hendiduras
la voz y el color de un nítido instante
el eco en tu y en su piel
para continuar preguntándose
qué tan lejos llega un grito
qué tan cerca
el susurro llega a la devoción
o qué tanto es necesario
de uno mismo
para posibilitarse ser la pregunta de tu sueño
porque el deseo es una inclemente pregunta
y el sueño puede ser la trampa del amar

piel adentro una enramada de preguntas
qué puede hacer el espejismo
para llegar como manantial al horizonte
cómo sería posible
tatuarse en el alma de tus sueños
no vivirte como un testimonio
y existir floreciendo en tu libertad

cómo volverme una pregunta profunda
en la respuesta de un río
creciendo en ti sus raíces
tal flujo incesante de insoldables creaciones
bifurcarme en tu piel como exploración
del cometa que soñó fundirse con el mar
como una pregunta
que encuentra en el tiempo tus instantes

ESTAR CASI

debo traer a punto el silencio
lo que araña los sueños
la noche que me hace gritar sombras
arrastrando lo mío
alejando lo tuyo
la esperanza en flamas
escala la piel de mis noches
centrifuga los círculos de hielo
en la oscuridad de mi vuelo
y un susurro adentra
la profecía del clavo
sabiéndome pertenencia
de lo desconocido

estoy a punto de llorar
como río antes de la inundación

OLVIDO

el anciano mira la prisa del viento
con sus lentos pasos anclando en las huellas
la anciana escucha el eco de su propio corazón
respira el vacío entre los años
que certifica la verdad de lo incierto
entre paginada en los archivos del dolor

el profundo recuerdo
de lo que pudo haber sido
el niño juguetea con la pistola de papá
la niña maquilla el gesto eterno de la muñeca
uno se repite nombres de las amantes paternas
el otro reclama a mamá por qué desecha sueños

el policía y los predicadores
corean con los soldados
el himno de números del político
un hombre solitario se desvanece a sí mismo
al centro del iconoclasta espejo del olvido
y los pájaros se impactan en el cristal de las ventanas
ignorando la transparencia de la muerte

A ELLA

había una vez
una poesía
que deseaba ser
poeta

EL OTRO DESTINO MANIFIESTO

quiero romper todas mis reglas
ir por mis propios desconocidos caminos
vivir más que mi propio vivir
cambiar los latidos de mi propio corazón
quiero amar lo que nadie espera amar
el destino que los rebaños desprecian
entender el llanto de mi propia profundidad
alcanzar lo que el cometa puede aprender de la oscuridad
vivir por adelantado el vivo acertijo de mi muerte
incinerar los códigos de soledad de otros
traspasar los límites de toda diferencia
sembrar en el universo la semilla de mi pasión
quiero ahogar mis sueños en el mar y el desierto del amor
encajar mis pesadillas en la hipocresía de la verdad
ser el verdadero hijo de la contradicción
explorar sin piedad la caricia de la posibilidad
ser Edipo amotinado amante del incesto del tiempo
Prometeo que con fuego congela las barreras del amor

A TONTAS Y A LOCAS

hay días
en que se me escurre
la sal del sudor en los huesos

días de marchitar el ansia de los fragmentos
donde las horas inútiles
destruyen la verdad de las tormentas

AGUA VENÉREA

tu mirada abraza
es un caricia de profundidad
encendida
en el brillo de una enredadera
que como venero de agua
se ajusta al secreto
en el deseo del viento

miro en el abrazo de tus ojos
lo que tiene de cierto
el espejo en la mancha del sol
aquella fuente del misterio
en la hendidura de tus labios
todo lo que es influjo bajo la piel
una oscuridad que se prende
como la flama a la hoja tendida en la ola
la espuma que se hace filo del mar
que mira también los reflejos en la sal
cuando anuncia la humedad que se frota
en todas las formas posibles de arena
y toda posible transparencia sembrada
o lo que el alma del tacto mira
en unos instantes decididos al azar

mis ojos oradan tus retinas
rastreando huellas de tu luz
que entre abierta crispa
la forma de tus sombras
tal arado sensible y sensual
un acertijo de piel
una confidencia táctil
que hechiza con el color de conversación
cuando más necesaria es la búsqueda
es vivir prendido de otra memoria
devoto a la devoción cutánea del otro
en otro cualquier momento
y contar una historia de tactos en rebelión
o de sueños en comunión

te miro como visión propia
entreverando tu propia visión
y ambas más que luz
o crisol de formas
revela al sueño como condición
o una forma de enredadera
para hacer del deseo
la piel del tiempo

te miro
como el niño que ve nadar el cometa
o el camino jugando a ser río

ESCRIBIENDO EN LOS ESPEJOS

los espejos son páginas inéditas
donde la ilusión del dominio de la luz
juega la trágica gramática de las sombras

ahí parpadea sus rutinas la razón última
del rayo que grita los esténtores del eco
la silueta del tiempo hecha reflejo

escribo sobre el cristal
buscando la verdad de sus fragmentos

me pierdo en el reflejo oscuro
desatando los nudos en refracción de la memoria

hay escrituras en los espejos
sentencias contra la impunidad del olvido
romances en verso de la muerte

en los espejos la luz sepulta horizontes
brillos que cercenan la permanencia de los sueños
sombras que maldicen el espejismo del futuro

hay espejos que como cantos
corean la profundidad del silencio
el llanto del recién nacido
la intimidad de la muerte ajena
el renacer en el abrazo
el dolor y el gozo fuera del vocabulario

en los espejos voy encontrando
la memoria del olvido
la tragedia de lo útil
el gozo de lo incierto
el juego eterno de los tiempos
la verdad infinita del humo
lo que escribe la rebeldía del viento
con letras traslucidas de misterio

escribo la claroscura consciencia del viento
donde los conceptos reptan
el programa de la muerte
y las arañas tejen la trampa de los sueños
que inoculan la vigilia del deseo

los espejos escriben su propia historia
son la versión invertida de una verdad mentirosa

TONTO CORAZÓN

me enamoré de una
entre tantas otras soledades

y no hay soledad que se le parezca
una soledad que se acompaña
de otra soledad

solitariamente

EL TACTO

el tacto es una correlación de fuerzas
la relación entre la caverna y los frutos
diestra y siniestra de las escrituras
testamento de la espuma en espera de la noche

el tacto es la viva extensión de los verbos
sueño lirio en fragor del pantano
la prisión enardecida de las magnolias
una cuna loca para el deseo
el amanecer hinchado de los cementerios
lo que en la piel queda del recuerdo

el tacto es un tatuaje enamorado de lo incierto
es el río que engendra el ojo de agua
el manantial contenido en uno mismo

EL ABUELO DE LAS SOMBRAS

la sombra es un ruido oscuro
ruta de navío hundido en espiral
progenitor y confabulador de profecías

la sombra es al viento
lo que el humo al fuego
la hipócrita herencia de la luz

el deseo en rizomas de oscuridad

PECADO ORIGINAL

se necesita ser
criatura de la oscuridad
para crear la luz del primer día

el séptimo día
Dios fue el doceavo jugador
y el lunes caudillo sindical

Dios creó la semana inglesa
para sabotear el ciclo de los mayas
y embriagarse a pierna suelta
los días de período menstrual
y nunca supo que los hombres
lo adorarían
como el más abstracto de los conceptos
ni que el tiempo es su trampa para la redención

Dios no ha aprendido
a reconocer que el demonio
es su eterna contradicción

AMANTE DE LA AMBIGÜEDAD

te siento de mil formas
en lo que miras sigilosa
y en lo que olvidas como un propósito de descuido

en lo que escuchas como invisible tacto dulce
y en lo que dices como medida de las cosas

te siento en mí como una extraña forma de enfermar
como el deseo del humo por el viento
lejana en la memoria del humo sin nombre

te siento cuando lo pienso dos veces
sentada pensando todo lo que podría ser tuyo
como si este terrible mundo estuviera a tu favor

en lo que crees vendrá sin un precio por pagar
y en los rastros que pagan a crédito el futuro

te siento sin tú quererlo pegada a la piel de mi deseo
como tantos otros seres que por venir se van quedando atrás
en lo que pasan las cosas de donde penden los hilos del vivir
te miro enceguecido por la tu bondad que parece belleza

en lo que creo y sueño sería descubrir una nueva verdad
y caigo atrapado en el sutil cálculo de tu red

te siento de tantas formas que no soy capaz de saber
por donde empezar o cuando terminar

ELEGÍA DE LA AUSENCIA

hay en toda ausencia
un gemido oscuro de los relojes
el silencio oblicuo de las canteras
la calle abandonada en una jaula de huellas

en la ausencia
se amotinan las sombras contra la ventana
el claroscuro mete su grito entre sábanas
y los nudos jadean el poder del silencio

y el péndulo diciendo
cómo los sueños
son los candados para el alma

PATRONES

mundos clonados en lastimosa repetición
tránsfugas puñaladas de los espejos
que trepanan nombres sin identidad

hay penas sin gloria
glorias que no valen la pena
fuegos con flamas de piedra
rostros esclavos de la mueca

seres silenciados
por sus propias mentiras
mentiras convertidas en seres

otras son las dimensiones
que fluyen como la sal en los ríos
donde la transparencia encarna
la verdad de los siglos en la sangre

el viento que escupe la maldición de los espejos
la mentira del llanto de los relojes

hay almas de seres sin patrones
intimidades que no abrazan las excusas
huracanes donde el sol encuentra su nido
manantiales sin tiempo para el vacío

otros seres en la médula de la búsqueda
que aprenden devotos el designio de los locos
almas sin patrones que se redimen solas
dolores con vía de cometas

porque la libertad es el dominio de las soledades


EL PERDÓN

es un hipócrita fingiendo el olvido
los ojos del cuervo
no miran de frente
la repetición de la espalda
mirada que escupe
que parpadea los vómitos

el perdón
odio que cede

SOY ESTE MOMENTO CUALQUIERA

he visto tantas cosas
que los ojos se me llenan de viento frío
en sonidos que se escuchan por la boca
de los aires puros con dolor sin alas
trepado en un vuelo con rostro de acertijo

he mirado el vuelo, el viaje, el retorno
la cándida luz enamorada de la sombra
el fuego que corta la madrugada
y todo se parece al golpe del martillo
y al clavo que desea convertirse en flor

he sentido tantas cosas
que el brillo y el silencio de la luna
no caben en mis empuñadas manos
para festejar lo impropio de un acento
que se coló en el flujo de los ríos
el tacto sigiloso del tigre duende
rondándole el sexo a los caracoles

si todo fuera siniestro como el rojo
los azules escupirían la sal de los andenes
y los relojes no respirarían el alma de las esperas

he tenido tantos sueños
que no distingo el agua de las realidades
tanto amor y no poder nada contra el deseo
lo que se embarra de agonía en las fronteras
aquello que se escurre solo en el centro de las piedras
el salto al abismo para ser puente
la pasión que se volvió hiedra
un manojo gris de humanidades
cualquiera que intente tragar los horizontes
el niño crucificando peces y ranas
porque no hay objetivo más histórico
que la enredadera de la muerte

y los grillos resonando las entregas de la noche

he tenido tantas muertes
no era yo esta inabarcable soledad
hendida en la expansión de los vientres
y el ave que voló como reptil alucinado
los címbalos incansables del futuro
la matrona espantando al nido
la tumba vestida de manta raya
todo lo que se puede cobijar con esporas
lo que queda de nosotros
cuando el tiempo retuerce en humo las ideas
ese niño que se rasca la cabellera
y la sirena enloquecida por la prisa
el código inclemente de la piedra

he tenido tantas torturas
que ya no me quedan carnes
para ofrendar el día de todos los juicios
ni letras con qué testificar los augurios
ninguna voz para las oraciones
porque el por qué nunca cambia
su forma de morir en el túnel y los balcones
y camino seguro al encuentro de mi incertidumbre
de eso que tiene su nombre en la cintura de las oscuridades
cualquier forma de saberse fragmento de sueños

la inmortal forma de morirse en forma de escalera

COPIA DE RESPALDO

hoy me gradué de porquería
obtuve licencia para escuchar mentiras
maestría callando mis rabias
doctorado para convivir con canallas

soy el número sin estadística
un extraviado más de la memoria
una historia con índices de olvido
confección de larva y piedra

he aprendido tanto de la nada
cuando uno se enferma de todo
o cuando me descalabra el alma
un zapato abandonado

no existe seguro social para mi esperanza
ni pensión vitalicia para mis sueños

y eso si seré en unos años
un jubilado más de la verdad

DESPRENDIMIENTO

estás en tu indefinida forma de estar
tu mirada perdida en el encuentro
en tu memoria huerto de olvidos

estás como la respuesta en el viento
el eco adherido a los muros
la razón prendida de absurdos
el beso en el ojo del ciego

una pálida voz te acompaña
en el andar de tu perfil de sombras

CLAROSCURO

se nace entre el calor y el hielo
como las raíces del ancla
viviendo al filo de la llegada
en las orillas de la partida
se vive sólo por vivir
como el río deriva al mar
buscando encuentros
encontrando búsquedas

se ama
entre el sueño y el despertar
con el sabor aleatorio de los frutos nocturnos
que desnudos someten su goce a la tiranía del día
a todo eso que hace de nosotros algo desconocido en la memoria
y que la herida en la hendidura florece con nuevas huellas y preguntas

por eso
sólo el cambio es real
lo demás es ironía:
el amor es un proyecto de recuerdo

CAMBIO SOCIAL

existió un pastor deseando cambiar el mundo
reclutando corderos
y el lobo no distinguía de blancas o negras ovejas
solo conocía el color de la sangre y la sombra del sol

existieron ejércitos de rebaños
que con engaños se disputaban los pastores
y los borregos gemían ser de otro color
el día que la pureza del lobo devoró sin piedad la religión social

ENJAMBRES DE SER

todo lo que soy
un puñado de sal perdida de mar
lo que mis manos hacen
lo que se hurga en la espuma de la verdad
y sueño ser mis manos construyendo la caricia
en la más precisa extensión de tu piel
mis pasos y la banqueta, el viento y la respiración de la luz
el engendro de tormenta en el trueno preñado de tu sed
cualquier hombre fascinado por el hechizo de tu sonrisa en medio del placer
el minero buscador de los secretos
que se guardan traviesos en el sabor de tu saliva
en el inacabable sentido que gime la más profunda continuidad
un alma que busca su ser en el eterno sentido del agua
un hombre con vocación de rió fluyendo al manantial de tus sueños
ese líquido y esa flotación que se impregna a las cimas y las crestas
del movimiento solo tuyo que guía mi saborear
a recorrerte como escritura en mi sangre
un par de alas en búsqueda del fuego transfigura de tu vuelo
esta vida que reconoce su finitud
en la eternidad que llevas anidada en tu vientre
y soy un poco más y un poco menos que el brillo de luz
que dedicado a lamerte los senos en la frescura de la oscuridad
encuentra en el alma la más difícil desnudez

también soy eso que no se ser si no estás
la más libre elección de mi pertenencia
tuyo dentro y fuera de las habitaciones de tu piel
el labio ambiguo entre tus labios
cuando mi carne y huesos descubren su vocación
de ser la pertenencia de tu éxtasis y la sed que cuida tu dormir
el eslabón que se volvió loco rompiendo las cadenas
duende amoroso saltando entre los ríos de tus flujos y sueños
el abejorro que alimenta su colmenar con la miel morena de tu sexo
emigrante púrpura en el deseo profundo de tu mirar de obsidiana
hombre hecho nave, ancla y remo en las transparencias y las espumas de tu marea

soy solo este azar coincidencia de manos de viento y tierra
premonición deseando ser el más bondadoso de tus sueños
y lo que apuestan las estrellas cuando se visten de amanecer
pescador que escarba la red de tu recuerdo en su piel
mensajero que no sabe cómo sería vivir sin el puente a la posibilidad
sin ti
astrolabio de la verdad.

ETEREOGRAMA

¿piensas que soy un poeta?
¿has extraviado la mirada en las palabras?
¿has escuchado el sonido de tus imágenes?
¿has olvidado cómo crece tu caer?
¿tu nombre es uno de tantos perdidos en acción?

¿has tocado el seso incendiado del amor?
¿has notado la poética al lado de tu silencio,
el tiempo y su soledad floreciendo en la piedra del desierto,
la luna tragando la noche, el sol vomitando los lirios,
las cenizas sin memoria?

si lo has sido
camina lejos de la pregunta
porque dicen
que el aire más puro
es el que se respira en los abismos.

EL CARACOL

un grito se apaga en espiral
succionado viento adentro
y el eco aprisionado se libera
en la espiral tangible del aullido

una voz se retuerce en la sal del marfil
el clamor azaroso de la historia hecha hueso
sedimento del deseo que un día
se guardó egoísta en sí mismo

OJOS QUE NO VEN…

mira cómo todo corre
cómo escucho la memoria del frote de tu piel
y cómo mi sueño se rebela contra mi sed
mira y ten un poco de paciencia
que el tiempo funde las edades
cuando todo parece una prescripción
que cancela el universo de la raíz a la flor

mira y hazme tuyo como si fuera la transparencia de tu visión
y tal vez sientas como yo
que eres en mi más que yo
que soy más que yo cuando te siento en mi
y que soy tu aprendiz
conociendo las formas de tu amor

PARA SER MÁS QUE UNA HISTORIA
(el amor no es más que un accidente entre sueños)

para ser más que una historia
hay que hermanar la pasión de dios
con el deseo del diablo
romper las alas de los ángeles
volver de pulpo
el vientre de las sirenas

encerrar en el palomar
el cráneo lombriciento de Medusa
y encajar en la ley el Mito de Sísifo

para ser más que una historia
hay que ser más que uno mismo
ser dos veces tu propia sombra
escuchar el aullido de la luz
remover las estructuras del silencio
incendiar los reductos de la memoria

romper el alma de los espejos
conocer paciente la semilla del horror
fundir con el hielo todo lo necesario

para ser más que un recuerdo
hay que ser gentil con el dolor
arrasar los sueños de futuro
y morder la sal de la tierra
aprender a amarte fuera de tiempo
en cualquier lugar del deseo

FE CIEGA

conseguir un empleo
formar fila escalera abajo
subir empujando subir
algunas cosas nunca cambian

te miden con las reglas del hielo
para hendir la rabia
en la ironía del fuego

empezar de nuevo
empujar subir empujando
saber del silencio del llanto
memorizar los gritos hipertensos
algunas cosas nunca cambian
continuar
bajar empujado bajar
cambiar un dolor por otro
que siempre cambia

...LA MUJER ES EL DESTINO DEL VIENTO

la mujer crece
como el florecer del musgo en la ortiga
un camino desesperado por ser cometa
subiendo la escalinata de los péndulos
el cuántico amanecer de las enredaderas
el deseo como forma de perdón
rezo o canto que se hizo abandono de la espera
agua que bautiza cualquier cosa que con nombre vive

la mujer es el destino del viento
por los engendros que deja buscando por siempre puentes
los guerreros marcados que traicionan sus mejores sueños
aquellos y estos que todos cobijamos dentro
que no sabemos
que ser de otra forma es ser de otra verdad

la mujer es la revolución
no prescrita de la historia
el fluir amotinado de los ríos
el líquido fundamental del tiempo

EN UNA ESQUINA DE LA HISTORIA

me cuesta rabia
esta habitación preñada de templos
me cuesta la vida pasando saliva en las esperas
me duelen las calles
los pasos
las campanadas cada cuarto de hora
el autobús que nunca llega

habito un código postal
sin vivienda
en la grieta que acosa el deseo
marcado con la señal larga distancia
formando impaciente la línea ocupada del desempleo

soy el campo abandonado
el sonido revolcado en la vigilia
lo que araña el medio día
la calle que respira pasos

soy el asfalto quemando aceite
el calor de las manchas en los muros
la luz nocturna del ruido
el anuncio
la jaula de la sombra
lo más necio de las ambulancias

me cuesta un ojo de la cara
ser citadino de salario modesto
homologando mis sueños a destajo
con el insomnio pagando puntual el telecable
la joyería de fantasía de mi amante
la tumba en condominio de mi hermana

el asco gris de no ser agua