Bienvenidos a este lugar de consulta sobre poetas, narradores y ensayistas de todo el mundo escritos o traducidos al idioma español.

"... el bibliotecario protege los libros no sólo contra el género humano sino también contra la naturaleza, dedicando su vida a esta guerra contra las fuerzas del olvido"
Umberto Eco

HERRERA, Leticia

Leticia Herrera

Monterrey-México

Libros publicados:
*Pago por ver (STUANL, 1984),
*Canto del Águila (UANL 1985),
*Poemas para llorar (Gobierno del Estado de Nuevo León, 1993),
*Caracol de tierra (Castillo Editores, 1996),
*Vivir es imposible (Verdehalago-CONARTE, 2000),
*Hace falta que llueva (Castillo Editores 2002),
*Poemas incompletos 1984-2006 (Universidad de Guanajuato, 2006).

OBRA

SELECCIÓN POÉTICA

TRES MUJERES

mi mamá es mi mamá siempre
aunque a veces es mi abuela
y a veces yo quisiera ser su madre
o su hermana mayor y reñirla
por terca y obcecada

mi hija es mi hija siempre
aunque casi siempre es mi mamá
y se enoja porque tiro la ropa
porque desordeno el cajón
y así lo dejo
a veces somos hermanas
y pendejeamos y nos reímos
vemos películas y nos gustan
los mismos hombres
luego es mi hija y la sermoneo
le pongo diques a su carácter
le doy dinero
la quiero

mi mamá me mima y mi hija
que es su hija se enoja
y rivalizamos y peleamos
mi mamá nos regaña a las dos
pero más a mí
que soy su hija

mi hija es la mamá de mi mamá
y sólo ella la puede regañar
y que se deje

las relaciones filiales
ah caray qué bonitas
pero qué complicadas

DESEO

voy a tejerme una bufanda
con un hilo muy fino y suave
y cuando tenga dinero
me compraré un avioncito
descubierto para volar

el viento agitará mi bufanda
y desde el cielo
te diré adiós todas las tardes

para que me reconozcas
yo soy la de la bufanda roja

SOLEDAD

ayer me fui a cortar el pelo
necesitaba que alguien me tocara
auxilio

DIFERENCIAS

un perro es un animal doméstico
por lo tanto yo no soy un perro
quise decir una perra
porque aúllo y muerdo
y persigo mi cola y miro con miedo
a las personas
y quiero que me acaricien
la cabeza o el lomo
y pido que me quieran
aunque me pateen
y que me pongan un nombre propio
como a toda criatura
y me declaren propiedad
y me posean

pero no soy un perro
quise decir una perra
porque no soy una animala doméstica
sino la dueña de la casa

DIME SÓLO

dime sólo por qué
la ridícula posición
a la que me condenas
aleteante la nariz
briosa grupa de todas las noches
humedad en el alba
no saber ya ser sino de ti
apergaminada
de tantos soles
y lluvias de espera
para ahora decirme
que no soy tu mujer
que no te espere

ELLOS NO PENSABAN LO MISMO

ella le dijo muchas veces
que no dejara su amor
llegar al desfallecimiento
que mordiera con ella
los copos de las estaciones
que fueran como niños sólo a solas
más no frente a la vida y sus cuervos

él pensaba siempre en ella
y la pensaba y la pensaba y era suficiente
él la creyó cierta y azul
infinita Penélope en su amor
aun cuando la viera morada
a la vuelta de cada larga indiferencia

ella no lo encontró amable
su eco se apagó en los brazos
de otro hombre
imperfecto y tangible
como el vino que emborracha
como los labios lánguidas verdades
él se quedó pensando y pensando
que la amaba

ADRIANITA LA DESPIADADA

soy una perra dolida que aúlla en la noche sin luna
los ciclos de la vida se cumplen
la niña errante comerá yerbajos antes del plenilunio
y yo su perra madre
nada puedo sino ladrar gruñir olisquear cada rincón

son reinoles
gritó entusiasmada
el vuelo suicidio al alcance de la mano

mayo se desmayaba de verdor inútilmente

la sangre corrompida
diluida en alcohol y diazepam
bulle en mí como veneno
soy carroña
y nadie se apiada de mí
nadie rasga mi flanco

la despiadada fincó en sueños de sal
el retorno al hogar perdido
había algo de ternura en sus ojos
lloraba
no quería dejar su snoopy sus libros
ni a su mamá
todo eso vi cuando se fue otra vez
y se fue
y se fue

GRANDE

yo
te
miro
crecer
en


y
te
veo
de
cierta
forma
tan
grande

que
pienso
que
nunca
cabrás
en
mi
olvido

RE-ENCUENTRO

tu cuerpo blanco
se mezcla
se bate
se hunde
se yergue
se pierde
se menea
se restriega
contra mi piel morena
una y otra vez
lenta
o lujuriosamente
hasta que encontramos
lo que nunca
estuvo perdido

HOMBRE I

cuando vengan las lluvias
cuando el invierno me azote con su malla
quiero que estés aquí conmigo
para que me ayudes a leer el libro
de los salmos

cuando se quiebre el mundo
y todos caigamos por la orilla
hacia ninguna parte hacia morir
quiero que estés conmigo
para que detengas los besos
con tu boca

pero si no puedes estar conmigo
si no puedes llegar si no escuchaste
que yo te llamaba
abriré mi libro paciente
me sentaré a la vera de mí misma
para leer versículo a verso
como limpiar el grano en un pocillo
de peltre feliz
como encender la hoguera
viviendo en cuclillas hasta el final
del tiempo como ahora

pero si puedes
hombre
venir
aquí te espero