Bienvenidos a este lugar de consulta sobre poetas, narradores y ensayistas de todo el mundo escritos o traducidos al idioma español.

"... el bibliotecario protege los libros no sólo contra el género humano sino también contra la naturaleza, dedicando su vida a esta guerra contra las fuerzas del olvido"
Umberto Eco

REIS, Nina

Nina Reis


Teófilo Otoni-Minas Gerais-Brasil/Brasília-Brasil


Libros publicados:
*Segredos, poesia, Bianchi editores, Montevideu, Uruguai, 1998.
*En las Líneas de la mano- Poesia, Bianchi-Reis-Zavala-Tres Poetas De América Latina, publicado em Quito Equador,em março de 2004.
*Trilogía Poética,-Celada sobre encaje de guipur- (Nina Reis, Roberto Bianchi y José María Pinilla), Ediciones Atenas, Barcelona, 2005.
*Todas as maçãs do Paraíso, poemas, aBrace editora, 2007.

OBRA

SELECCIÓN POÉTICA

LA PERFECCIÓN

elegimos un cuarto azul
para conjugar los sueños
con boca abierta de fiera
comimos un paraíso fugaz

nuestro grito seco
rimando melodías y gargantas
sumaba sólo ecos

había entre todos
una conjunción perfecta
y el planeta deshabitado


MI MADRE

Ese aroma que evoca los fantasmas
de las fragancias vírgenes y muertas.
Antonio Machado

I

Mi madre es como un cristal
sin puertas
y yo había nacido de ese vientre
que recordaba el mar

Desde entonces amé sus rocas estructuradas
el olor a salitre que invocaba cada ola

Nosotras somos la carne del mar
mujeres sangrantes
con el canto hipnótico del amor
y las manos de trigo y sal

Sobre su cuerpo
se apagarán las estrellas
y de memorias se cubrirán los tejados
pero para ella todavía seré niña

Miro su rostro
y sorpresivamente me abate la certeza
de la descomposición del cuerpo

En la solemnidad de las horas
el aroma del mar
me preguntará
donde estuvo la vida

II

El temblor de sus manos no se recupera
la piel ha perdido su vigor
cae sobre ella una languidez sin causa aparente
y no sabe qué hacer con la soledad

Cuando rememora lo inexplorado
se reafirma en sus orígenes
en el cordón inacabado de los muertos

III

A los cuarenta y siete años
en la penumbra de su cuarto
ella aprendió a deletrear la palabra deceso
a exhumar de la memoria su hombre
a recostarlo en la cama mientras rasgaba su pasaporte

Hoy sus arrugas
trazan un mapa desconocido
casi cruel
ella olvida su nombre
y llama a otras mujeres

IV

Cundo pienso en mis hermanas
pienso mi madre
tengo el olfato como el de ella

El olor a limón
íntimamente abrazándonos
y la necesidad de perdernos en sus caricias

Yo era como un ave
circulando en sus recuerdos
una niña de plumas
salida de la alcoba

las otras bajaran a la tierra
en diferentes camas

V

Empieza a sentir y siente
la vida como una guerra.
Miguel Hernández

Ese camino melancólico
de la infancia a la pubertad
al borde de está o no
cuando no se sabe
acariciar las palabras
y los brazos de la putas
no tienen significado

A los diez somos buenos
sin pretender encontrar razones
para los olvidos
para los indefensos errores
buenos como una tarde de otoño

Después el cambio
la muerte del niño otoño
el descubrir de los vientos
en el bostezo de la madrugada
la lengua sorbiendo otra lengua
el vapor de la sangre

Descubrir que tuvimos una historia
por detrás de nuestro nombre
que la tierra a golpes fuertes
no tragó las raíces


ESTA QUE SOY

como eres pies que andan mis huellas desoladas
RB

los dedos frente al teclado
y todo la memoria gramaticando este poema
el secreto de volver el cuerpo
apartado del cerebro
hasta la saciedad del tiempo
el líquido irrefutable de nuestros deseos
las humedades de otras luces
nuevas aguas andando milagros
esta soy yo
una corteza infinita
costaneando sin mar
flotando sin olas
andando sobre tus huellas.

Solitario es el viaje del agua con el viento.
La mariposa está grávida
y los adivinos piensan que es un milagro escuchar
el lamento del capullo.

ooOoo

Un viento desorbitado crecerá en mí
¡Ven!
Siéntate en la casa nueva.
Espera el canto de la cigarra
porque adorné mi cintura e invité a las mariposas.
La luz quedará opaca después de algunas lunas.

ooOoo

Hoy a mi lado nace una luna poeta
cargada de sonidos, imágenes y trovas
que comparto con otras lunas mujeres.

ooOoo

...Piel náufraga de los huracanes posibles al tacto del viento.
...Beber del aire su locura oceánica
donde se diluyen piedras de sal.

...Ninguno contiene el humo de la lluvia
ni la boca de los peces
en este vacío de agua.

...Amainar la furia boca bajo en las paredes del aire
y recordar el dolor de oxígeno apretado del fuego.

...Aplacar los vientos que caminan
después de la quietud de la sangre.

ooOoo

...Asombro de nitrógeno
viento escapado del grito de la muerte.

...Abandono
pesadumbre de agua
entre espumas de silencio.

...Callar el agua
penetrar el viento
marejar descuido de olas.

...Orgasmo de huracanes
en la boca callada
de la luz.

ooOoo

brotan mujeres deshojadas en mí
atlánticas
mediterráneas
pacíficas
mujeres que vigilan escombros y buitres
pétalos de carne hacia al paraíso
mujeres con la muerte emboscada en las entrañas
destiladas de otoño
ojos mareados
y vientre de cometa

brotan niñas circuncidadas en mí
con silencios hambrientos
acechados
sin sueños

ooOoo

...Piel náufraga de los huracanes posibles al tacto del viento.

...Gemidos tormentas bajo la carne de la lluvia
gotas incesto de brisa de nubes transitorias.

...Espacios de aire conmovidos de luz en la muerte
de los cristales.

...Beber del aire su locura oceánica
donde se diluyen piedras de sal.

...Ninguno contiene el humo de la lluvia
ni la boca de los peces
en este vacío de agua.

...Amainar la furia boca bajo en las paredes del aire
y recordar el dolor de oxígeno apretado del fuego.

...Aplacar los vientos que caminan
después de la quietud de la sangre.

ooOoo

Cuando ellas llegan yo las saludo
y tropiezo en óvulos fecundados o estériles
en escapados sollozos y misterios
más allá del pecado original
el aliento de abrazos de hembras con sed
cotidianas urbanas campesinas
es una procesión de voces apiladas
las escucho deslumbrada
y disfruto de sus espejos
soy la coleccionista de sus imágenes
mientras se reconocen en mi voz
somos desde entonces siamesas
nos adornamos antes de saludar a los muertos
ellas me llaman fosforito que no quema
y yo claroscuros de agosto
mi memoria las escucha
cuando ríen y se multiplican
aunque nunca se pierdan
si transito por otras tierras
ellas se quedan en mi ropero
usan mis vestidos
prueban los perfumes
y se esmaltan las uñas
al regresar
-siempre cubierta de nuevos colores
me desnudan
me abortan por los pies

ooOoo

Parece quieto el cuerpo
la mirada sobre el miedo
ciertos rumores
las trampas de los vestidos
a espera de la noche
Parece quieto el aire
decidido a oler el viento
escondido entre las piernas
de tantas aves anidadas
aún atentas a sonidos y tactos
aromas de otros cielos

ooOoo

Mi cuerpo despiadado
otra vez dice que es preciso esperar el octavo tren
bajo la mirada hasta la lágrima de tus sollozos.

Soy como una cítara lejos de los sonidos
vagando en tu memoria.

Tu dios confundido te sopló en las sienes todavía húmedas
yo estaba a su lado con mi cara azul.

Hoy empieza a nacer esta cruel inquietud
ante el reflejo deformado del espejo.

ooOoo

Poeta te he encontrado
más allá del dolor de ser poema
soy angustia de ruedas y noches

El lugar común de amarte no me desespera
te sigo declarando
locura de fuego y lluvia, aire por donde piso

Si me ahogo no importa
te he concebido
poema
te doy las gracias

...Gemidos tormentas bajo la carne de la lluvia
gotas incesto de brisa de nubes transitorias.

...Espacios de aire conmovidos de luz en la muerte
de los cristales.