Bienvenidos a este lugar de consulta sobre poetas, narradores y ensayistas de todo el mundo escritos o traducidos al idioma español.

"... el bibliotecario protege los libros no sólo contra el género humano sino también contra la naturaleza, dedicando su vida a esta guerra contra las fuerzas del olvido"
Umberto Eco

AL AWAD, Krasiah

Krasiah Al awad

Kafrabhem-Hama-Siria//Santiago del Estero-Argentina


Libros publicados
:
* Victima del viento, Poesías, Publicado en 2008

OBRA

SELECCIÓN POÉTICA

CORÓNAME…

...y explícame el último capítulo de tu ausencia.
¿Cómo pudiste transformarme de
una mujer parecida al imposible
a una estación de sal?
Coróname y explícame.
Pero no me prometas navegar en la luz de la luna
ya he perdido mi relación con el tiempo,
ya no tengo tratos con ninguna isla que
lee diarios, persigue noticias, o
se preocupa por los colores de las banderas
ya no pertenezco a los partidos del llanto,
ni a los mandamientos del exilio.
Anúlame de este calendario vidrioso,
y tírame en un barco que no tiene velas
el olor de las arenas en los puertos cruza mis
huesos como espada
alójame en la costa de tus manos y
coróname, pero
no camines descalzo sobre mi existencia.
No me fustigues con tu indiferencia
no me doblegues.
Compréndeme y luego
ama (rga) me.

SELECCIÓN NARRATIVA

Y CON LAS MISMA EXCUSAS DE TODOS

Vino corriendo con un rostro enrojecido y una sonrisa que parece robada, su cara me era conocida pero no me acordaba donde lo había visto,
Un niño de unos diez años se sentó a mi lado en un asiento en la sala de espera de la terminal mientras yo esperaba la salida de mi colectivo.
Abrió su mano con la misma emoción de un enamorado que contempla como abren los pétalos de una rosa... Sacó algunas monedas, y comenzó a poner en la máquina con pantalla prepaga que estaba frente nuestro.
Al comenzar a emitir imágenes eligió el canal de dibujos y en la medida que se le acaba el tiempo iba insertando moneda tras moneda.
Me quedé un poco shockeada, despertaron miles de preguntas en mi, se mezclaron miles de sensaciones contradictorias y siempre… con la mismas excusas de todos.
Lo observe unos minutos mientras disfrutaba de este aparato que al parecer nunca había visto y me alejé de él a unos metros de distancia a tomar un café, motivada por mi conciencia que me imponía la culpa de mirar lo que él estaba pagando.
Apenas termino mi cafecito, me doy vuelta y lo miro de nuevo… está su cabeza inclinada, sus ojos cerrados y el sueño imponiéndose a sus ansias. Y veo dos personas mayores que ocupaban mi lugar… oportunistas al disfrutar las ganas de otro y a costas de ese otro.
Levanté mi valija, era hora de partir, marché apartándome de este lugar intentado acordarme:
¿dónde lo había visto?
¡Ah, cierto! era el chico que se acercó a limpiar el vidrio del auto de mi marido horas atrás en el semáforo mientras este último renegaba y se negaba a darle una moneda… con las mismas excusas de todos.

1 comentario:

ADELFA MARTIN dijo...

ya no tengo tratos con ninguna isla que
lee diarios, persigue noticias, o
se preocupa por los colores de las banderas...

Me quedo con estas estrofas de tu hermoso poema...

cordiales saludos