Bienvenidos a este lugar de consulta sobre poetas, narradores y ensayistas de todo el mundo escritos o traducidos al idioma español.

"... el bibliotecario protege los libros no sólo contra el género humano sino también contra la naturaleza, dedicando su vida a esta guerra contra las fuerzas del olvido"
Umberto Eco

MONTOLY, Daniel

Daniel Montoly


Montecristi-República Dominicana


Libros publicados:
*Sensibilidades (poesía)
*Ritualidad del círculo
*Tránsito del agua

TRES VARIACIONES DE CÓMO AMAESTRAR EL FUEGO

I
A partir del Descontructivismo

Simplificar su razón de ser
descontruyendo
su naturaleza destructiva.
Blasfemar con agua
el poderío
conque el viento
sodomiza sus lenguas
haciendo de ellas
aves rojas.

II
A partir de la Teoría de La Fuerza Aplicada

... Doblegar su fatua ira
hasta hacer de él
caballo dócil
en cuya iridiscente piel
las estrellas
cuenten su origen
a partir de la ternura
de un relámpago.

III
A partir del credo vuduísta

Rezar a Yemayá, y a los orishas
con la caída del levante
y colocarle chispas
en un cuenco
de tortuga vieja.
Prender tres velas azules
con dos piedras blancas,
y así, con su poder
en nuestras manos
jamás volverá a ser
un ángel fiero.

BALADA PARA EL HUNDSON RIVER

el en imperturbable invierno del 2003
el piélago del Hundson
sembraba
pingüinos blancos
en las orillas.
con las olas
danzado en la quietud
como alas motrices
de un pájaro
gélido y
caudaloso.
él se echó a caminar
sobre las aguas
como en el milagro
bíblico,
tatareando “ Don’t stop,
believe”.
mas sus pies
cedieron por su peso
al desarraigo.
convulso río adentro.
dolor adentro
como navegante
con brújula
a la deriva.
Verano del 2008,
--la brisa y el olvido
no perdonan
desafío alguno--
el Hundson
con exuberancia
de anaconda
mantiene su cuerpo inédito
y las alas del milagro
permanecen
rotas...


EL BLUES CONTRA EL MAYOR D’ ABUISSON

There’s some streets in Houston
I stay clear after dark,
‘cause there’s some cat that’ll bump you of
just to hear his pistol bark.
- Juke Boy Bonner-

Vuelve su rostro convulso
mira la imagen
del Sagrado Corazón
con angustia
Pero los muertos
pisan sus talones
cada noche
Se da tres golpes
en el pecho
golpea su cabeza
contra el muro
Mas sus víctimas
no retroceden
y el “buen diosito”
es indiferente
a sus gritos esquizofrénicos
Agarra su revólver
Smith & Wesson
sorbe un trago
de ginebra
suenan tres disparos
y fragmentos
de la sagrada imagen
caen al suelo


BIRACIAL MOOD

De conocer antes a Joni Mitchell,
hubiese tenido con ella
cinco muchachos.
Uno tendría por nombre:
John Coltrane;
y los otros: Miles Davis,
Charles Mingus,
Max Roach
y Herbie Hancock.
Iríamos a recorrer
el Central Park
los calurosos días del verano
neoyorquino;
y, aunque menores de edad,
los llevaría conmigo
a los clubes de jazz
más famosos
diciéndoles: “No tengan miedo
mis hijos, porque
absolutamente nadie
les pondrá
un dedo encima.”
Vayan, entreténganse
con esos instrumentos,
y hagan bulla.
Eso sí, con armonía.
Y Joni, de pie en el escenario,
orgullosa de su prole
seguiría a Herbie
en el piano,
y a Miles con su trompeta,
¡Oh Dios!
No sientas celos. ¡No! No,
me condenes autócrata,
no soy hereje, nunca quise
dejarte afuera del Quinteto.


VENUS SOBRE MIRLOS

La muchacha con largos ojos de Venus nórdica
me besó como desatinada adolescente
que a mano armada roba
su primer beso
a una boca comprometida.
Y con los nervios ahogando mis palabras
guardé silencio, era más prudente
fingir ser tonto
que cazador de piernas cortas
a plena luz del día.
Ella no aceptó la sorpresa. Sin menoscabo
rehusó entender que el miedo
es mucho más promiscuo
que los deseos mundanos.
La muchacha con ojos más largos que el día
besó mi noche con la frugalidad
espartana
de quien demanda hacer la guerra
para saciar la sed de paz
en cada célula del cuerpo.

LA ISLA DE LAS MEDUSAS

Esa isla, madrastra que por melancolía
se adhiere a mis ilusiones
vestida para ir a misa
reza a las tormentas divinas
para que no desentierren
su cabellera oscura.
Aún en la otredad del exilio
la observo que sube
calle arriba aunque yo vaya
calle abajo, huyéndole
a sus fantasmas.

EL ÁRBOL DE BOUKMAN

proclamamos la unidad del sufrimiento
y de la rebelión…
Jacques Roumain.

A estos niños y niñas de Toussaint
que el mundo los desprecia
por sus color de piel
y por sus rostros gruesos.

...el espíritu de Boukman
debe mostrarle
el sendero de vuelta al viejo árbol
protector de los secretos
a sacrificar en su tronco
una paloma blanca
y un borrego negro
para que la raíz mayor:
madre del profeta
despierte la doblegada ira
del mar, el agua y el viento.

para levantar la vieja dignidad
que el sol sea testigo
como en los viejos tiempos
cuando las cadenas rotas
se transformaron en estrellas
guías de nuestra América.

A éstos, los herederos de Toussaint,
que el mundo los castiga
por el color de su piel
y por sus labios gruesos.


SAHÉL BOTUMANA

Batoumambé
A Batoumambé wi koro Batoumambé
Ma bien aimeé siréne.
-Habib Koité-

Mujer, que cuando te desnudas eres como una fosa
de misterios que se revela al tacto.
Yo te vi amaestrar estrellas con tu boca,
apacentar el desierto en sus días de furia,
¿Por qué no vienes
a morir a mí con el anochecer?
¿Por qué no dejas que tus brazos de fuego
vuelvan cenizas este deseo que me consume?
Mujer, que cuando duermes,
duerme contigo todo cuanto existe,
que cuando besas perfuma la tristeza
más soez y vengadora. Mujer, no me niegues más
la entrada a lo profundo de tu delta...