Bienvenidos a este lugar de consulta sobre poetas, narradores y ensayistas de todo el mundo escritos o traducidos al idioma español.

"... el bibliotecario protege los libros no sólo contra el género humano sino también contra la naturaleza, dedicando su vida a esta guerra contra las fuerzas del olvido"
Umberto Eco

HADAA, Sendoo


Sendoo Hadaa
Canadá-Foto: Laifong Leung

Ulan Bator-Mongolia


Currículum:

Es un influyente poeta y traductor, miembro de la Unión de Escritores de Mongolia. Antologó el Almanaque Mundial de la Poesía 2006. Ganador, entre otros reconocimientos, del Premio de la Unión de Escritores de Mongolia. Ha publicado ocho libros de poesía. Sus más recientes colecciones de poesía han sido publicadas en Mongol, Inglés, Chino y Georgiano en 2010. Ese mismo año recibió Pináculo de la concesión del logro in USA.Recibió numerosos premios, entre ellos el Premio Unión de Escritores de Mongolia en 2009.

Libros publicados:
*Las canciones de nómadas y luz de la luna (China,1989)
*Canción de piedra(Ulaanbaatar,l996)
*La tierra de las palabras (USA, 2000)
*La Estepa (Ulaanbaatar, 2005)
*Vuelve a la Tierra (Ulaanbaatar, 2009)
*Vuelve a la Tierra (Versión en chino, Taibei, 2010)
*Vuelve a la Tierra (La versión georgiana, Tbilissi, 2010)
*Poemas seleccionados de Hadaa Sendoo (Edición turco, Ulaanbaatar,2010/Estambul, 2011)

OBRA

SELECCIÓN POÉTICA

NUNCA ME HE CANSADO DEL AMOR


Nunca me he cansado del sol
nunca me he cansado de la libertad y el pensamiento
nunca me he cansado de las estrellas y la luna
nunca me he cansado de la locura
ni del cielo azul marino de ciertos días
brindándome esos dorados girasoles de Van Gogh
y el viento de la pradera de Barkol sobre Hovd
nunca me he cansado del caballo
cuando lo cabalgué no pude atravesar el último mar
nunca me he cansado del alma de Gengis Kan
nunca me he cansado del lobo
que a menudo ataca las ovejas
y se come al caballo de gran alzada muerto en la jungla

nunca me he cansado del cuerpo desnudo
nunca me he cansado de las nubes y los niños
nunca me he cansado de la yurta mongol
con la puerta siempre abierta
nunca me he cansado de una piedra
nunca me he cansado de las gotas de rocío como leche
nunca me he cansado de un árbol que permanece erguido
nunca me he cansado de las tumbas
nunca me ha cansado del esplendor
secuestrado por la oscuridad.


LA PLUMA ES UN PÁJARO AIRADO


Estoy viviendo
día tras día
siento que estoy simplemente cansado
cansado de que no debiera estar cansado de esta cosas
cansado de vivir en la capital
cansado del humo que cada noche muerde el cuello de la estrella
del entrecruzarse de autos y carretera
de vivir a solo cinco metros de las tumbas
de los migrantes de otras provincias
estoy cansado de los labios rojos cubiertos por máscaras blancas
cansado de la vida nutrida por pulmones negros
me pregunto qué voy a respirar cuando esté viejo
los peces de la galaxia están respirando
la corteza del árbol está respirando
el aliento del pétalo
la respiración de los pequeños insectos en el suelo
si yo muero, ¿quién respira?
Estoy cansado de respirar
me cansa Osip Mandelstam
que estaba cansado con su patria
estoy cansado del cansancio de Tanikawa Shuntaro
cansado de los cansados
cansado de lo que escribo mentalmente
cansado de mis viajes al extranjero,
cansado del pasaporte y de las visas
cansado de llorar
en lugar de guardar silencio
estoy cansado.
Camino en los centros comerciales, las librerías, las avenidas
y los fantasmas se mueven furtivos a quince metros.
Estoy cansado de los altos edificios que tapan los amaneceres,
cansado de los enrejados de las carreteras, de los silbatos de
los policías
cansado de las áreas muy iluminadas y de las húmedas barriadas
cansado de mantener a millones de trabajadores extranjeros bajo el
cielo azul
con sueldos de miseria
estoy cansado de los bultos de gente en la acera de la casa.
Estoy cansado del hospital
más ruidoso que el supermercado.
Estoy cansado con la marea de timbres del celular
cansado de la basura en Internet
cansado de las elecciones del partido
con sus falsos tarjetones letales.
Estoy cansado con la sangrienta competencia del ganado
con la cátedra de la autoridad definida por los días
invirtiendo en el cerebro
el brazo minero
los veloces ricos con sus poderosas piernas
estoy cansado de los ávidos apetitos
de los ávidos dientes
estoy cansado de tu silencio y tus mentiras
me repelo a mí mismo
cansado de que los lobos se coman a las ovejas
cansado del río de la esperanza
que se convierte en el agua desesperanzada de la muerte
estoy cansado con los alaridos de los misiles balísticos
intercontinentales
disparándole al cielo sin ningún control
Estoy cansado con la destrucción de los bosques por las plantas
nucleares
cansado del llamado patriotismo
que derrama la preciosa sangre de la vida
estoy cansado de la cara cubierta por una máscara de belleza
cansado de la tormenta de polvo de la primavera
cansado de los sueños
cansado del día tras día
cansado del cielo
que no existe

La pluma es un pájaro airado
El papel es un pájaro del discurso

Traducción de Nicolas Suescún