Bienvenidos a este lugar de consulta sobre poetas, narradores y ensayistas de todo el mundo escritos o traducidos al idioma español.

"... el bibliotecario protege los libros no sólo contra el género humano sino también contra la naturaleza, dedicando su vida a esta guerra contra las fuerzas del olvido"
Umberto Eco

VACS, Mariana


Mariana Vacs

Rosario-Santa Fe-Argentina


Libros publicados:
Ínfimo Infinito (Poesía) Ed. Tantalia. Ciudad Autónoma de Buenos Aries, Argentina. 2006

Antologada en:
Juegos peligrosos. (Antología de cuentos para adolescentes) Ed.Cuenta Conmigo, Rosario, Arg. 2009
Hechiceras de la palabra (Poesía) Centro de Estudios de la Cultura Mixteca. Oaxaca, México. 2009
Poetas del tercer mundo, la antología. Ed. Ciudad Gótica. Rosario, Argentina. 2008
Gorrión sin tiempo (Poesía) Ed. Cuenta Conmigo. Rosario, Argentina. 2002
Poetas rosarinos (Poesía) Ed. Universidad Nacional de Rosario, Argentina. 2000


OBRA

SELECCIÓN POÉTICA

No es que no entienda,
elijo no hacerlo. El saber
se multiplica como espinas
en el cuerpo del pez.

Te escuché,
y ahora disimulo.
(de Infimo Infinito)


Mi amor crece
como un muerto abandonado,
como los cementerios,
crece
en los jardines de invierno,
desvergonzado,
crece
cansado
sudando sombras
como globo hinchado,
crece,
estalla
en escaleras pálidas,
como luna besando mares
explota
en las paredes,
me ahoga,
me condena,
en el incendio último del fuego.
(de Infimo Infinito)


Repetir
inmenso
mi nombre
en el vacío.

Repetir
el nombre
del nombre
hasta que desaparezca.

Repetir la palabra
que me nombra
hasta el vértice del silencio,
hasta donde no me pertenezca,
hasta la muerte del nombre.
(de Infimo Infinito)


Mientras el sol se derrumba en la colina,
se convierte, el silencio, en presencia
y espanta.

Los oídos se colman de nada. Siguen
estáticos los cardones. Desaparece,
el viento en la quebrada y la tarde calla
su presencia.

Aturde.
(de Infimo Infinito)


LEYENDA DEL MURCIELAGO – OAXACA

Eras mariposa desnuda
y les pediste atuendo a los dioses.
Cada ave te dio una pluma
y los colores te adornaron.
Un eco de tu vuelo creó el arco iris.

Eso cambió tu esencia. La soberbia
ofendió a los pájaros
que te habían vestido.
Los dioses te llamaron al cielo
y extendiste el orgullo de tus alas.
Aleteaste y perdiste tu belleza.
Todo el día llovieron
tus colores perdidos.

Y volviste desnudo, como naciste,
ciego para no verte,
oculto en cuevas,
para que no te vean.

(del libro inédito, Alma de paso)


SIRENA

Dentro del cenote,
tu cuerpo es sirena y canta.

Escucho tus melodías de infancia,
no es desaire mi mudez,
es que el aire hace rondas en la memoria
y me estaca.

(inédito)