Bienvenidos a este lugar de consulta sobre poetas, narradores y ensayistas de todo el mundo escritos o traducidos al idioma español.

"... el bibliotecario protege los libros no sólo contra el género humano sino también contra la naturaleza, dedicando su vida a esta guerra contra las fuerzas del olvido"
Umberto Eco

CONEJERO, Juanita

Juana Elvira Conejero Teijeiro


Atabey-La Habana-Cuba


Libros publicados:
*Más allá del tiempo (Tinta del Alcatraz-México-2000)
*Persistencia de la Memoria (Ediciones Extramurus-La Habana Cuba-2007)
*Bajo el reino de unos ojos (La Hoja Murmurante-Toluca-México-2008)
*Selección de Sonetos y un Minilibro con décimas y poemas breves (2010).

OBRA

SELECCIÓN POÉTICA


AFÁN DE UN MITO

Un día fue la luz
linterna de un mediodía
néctar idílico asomado
a una ansiedad enraizada.
La tempestad condujo bien la ruina
misteriosa y sonámbula.
¡Cuántos desentonos enlunados
esperaban la noche!
Todo era así
con la real fuerza de lo imposible
y el tambor en la distancia
retumbando a gritos.
Parecía un sueño
un talismán gimiendo al borde de un abismo.
No fui capaz de consolarlo.
Más que un dolor
fue afán de un mito.


ATRAPADOS

Los versos de Bécquer
rimaban al compás
de nuestros cuerpos.
El sol
el mar
las golondrinas
andaban revoloteando
por los labios
cuando sonámbulos
le robábamos
el silencio
a la noche.
Ya ves
los versos están ahí
con la fuerza brutal
de lo infinito
y tú y yo
atrapados a un volcán
de soledades
con la lava de los recuerdos
quemándonos los sueños.


EL ROBOT

Es un robot de ojos claros
con blue jeans y gafas instaladas
coge el tren de las diez
y llega a las treinta y tres. . .
Es un robot de ojos claros
que absorbe el café con crema
con pajilla metálica
el journal debajo del brazo derecho
como si nada hubiera pasado en este mundo.
Es un robot de ojos claros
que roba al día su esperanza
y flota entre plásticos ecológicos
y pieles artificiales.
Es un robot de ojos claros
que mitiga la sed con Coca Cola
y masca el chocolate de su gloria.
Es un robot de ojos claros
que no encuentra su carótida
ni sabe de sesos y riñones.
Es un robot de ojos claros
que tiene un pedazo de hojalata
por corazón.


EL LAGO

Los gigantes llegan
sumergen versos reveladas metáforas
donde se esconde el regocijo.
Otros observan quisieran abrir más los ojos
singular magnitud de sus pupilas.
En los azules extraviados
la acampada de la noche elige para habitar su sueño.
No conozco la historia verdadera
ni si el esclavo de sus propios mitos
se abraza urgente a sus honduras.
Lo que sí no ignoro
es que el lago un día
hizo una montaña a su costado
acarició la brisa
y sediento de reinos y fantasmas
se fue al cielo.


LOS AMANTES

Abandonado piensas en lavas y misiles.
Desprecias todo lo que nuble de horror tus ojos.
Quieres vivir. Nada más que vivir.
Parece tan sencillo pero mueres
cada minuto mueres de agonías
de soplos de desechos del amor.
Sin embargo los amantes refugiados
en la oquedad de su aposento
crecen después
tan felices desnudos ante el mundo
tiemblan en medio de sus bríos.
Dentro de algún instante urgirá su esplendor
para la oscura incertidumbre
su humedad para el seco Universo
su noche para edificar un nuevo día.
Son los amantes los cordeles eufóricos de la gloria
imperceptibles son minúsculos
pero apasionadamente descubiertos.


HIERACÓMPOLIS

Hieracómpolis se levanta a orillas del Nilo.
Rito y magia la vida y la muerte
en jeroglíficos amados.
Un poema de casi seis mil años.
Acércate hombre moderno
otra vez a las ovejas a las vacas
a los camellos y siembra el grano que te dio la savia
abierta al manantial.
Construye embarcaciones de ensoñación
a favor o en contra de la corriente
que te llevarán de nuevo a ser eterno.
Conserva sortilegios
y escribe en lengua viva
la que resiste los embates de las llamas.
Fabrica en ladrillo o piedra
lo que seas capaz de crear
con tus impacientes argumentos
y busca el germen de la vida.
(En lo más original está la ciencia)
No te alejes de Hieracómpolis.
Recuerda que ahora lo necesitas aún más
cuando la música de este milenio
se hace fría y reticente.
Recuerda que tus espíritus
eran más sabios e inmortales que tus reyes
al menos más sabios e inmortales
que los poderosos enemigos de tus tribus
de tus tribus universales
que hoy se desangran y se olvidan
esas que necesitan volverse a encontrar
con la cosecha bienhechora
un día como aquel
en que el valle se hizo más fértil
y tus ancestros se sintieron
aún más prodigiosos que sus dioses.