Bienvenidos a este lugar de consulta sobre poetas, narradores y ensayistas de todo el mundo escritos o traducidos al idioma español.

"... el bibliotecario protege los libros no sólo contra el género humano sino también contra la naturaleza, dedicando su vida a esta guerra contra las fuerzas del olvido"
Umberto Eco

MARTÍNEZ, Fulgencio

Fulgencio Martínez


Murcia-España


Libros publicados:
*Cosas que quedaron en la sombra
*León busca gacela
*El cuerpo del día.

OBRA

SELECCIÓN POÉTICA

DE ESPINAS Y AROMA

P ara un poeta no hay homenaje
más verdadero
que la lectura de sus libros.

Por eso he vuelto, hoy, a leer
Palabra sobre palabra,
Áspero mundo,
Tratado de urbanismo, Grado
Elemental, Sin esperanza,
con convencimiento
con los ojos abiertos,
renacido entusiasmo
que no corresponde a mi edad,
y los oídos
maravillados
como en mi juventud.

Sin volverle la cara a lo real,
el mundo se hacía humano
en los versos de Ángel González:
con qué naturalidad encontraba
la nota limpia
y la expresión gozosa;
la ironía, desmitificadora,
surgiendo de los labios de los seres,
nunca del comentario enfadoso.

Gracias a su lectura
ganamos, en el mundo,
un lugar contra el miedo.
Ni más gloria, ni más afán es dado
al poeta, híbrido de espinas y aroma,
que parecerse a la rosa del mundo.


UN MUNDO POCO FA

Al genial Heráclito de Éfeso

1
Los traficantes, y algunos Estados,
venden armas a los dos bandos.
¿Serán agentes de la armonía
universal?


2
Aquellos jóvenes del sesenta y ocho
–hoy ya abuelos–,
a sus nietos, en la televisión,
muestran, con nostalgia propia,
la llegada del hombre a la luna.


3
En éxtasis me quedo
después de cavilar.
Adónde se mueve el mundo
que tiene cara de obrero
despedido de la Creación.


4
A vueltas de minutos
las horas dan pocos días completos.


5
Para volver a la infancia
de las palabras,
sólo hay que cambiar el punto
de vista, y si es necesario,
la coma también.


6
Con una sabiduría de dedos
y un abanico.
Así se hizo el aire entre las sílabas.


7
Las cuatro verdades,
¿o eran cinco?, de Buda
cuesta recordarlas en estos
tiempos enciclopédicos.


8
Merece la pena que recordemos
los segundos distraídos
a la guerra cotidiana,
los que nos hacen mantener
una chispa de alegría
conquistada con incredulidad,
sólo eso merece tu atención.
Lo demás pasa, como el agua.


9
Frente a mi nada íntima,
mi todo íntimo, este yo
que me aprieta los testículos
para darse ánimo en la batalla.


10
No hay peor postración
que la paciencia descuidada.
Bajo los signos de Apolo y de Saturno,
nacidos a la melancolía
corremos el albur de parecer estatuas
cuando el aullido del lobo no nos despierta.


11
Llegan susurrando los peces
al límite superior de su abismo.
Como algunos poetas de verdad.


ESOS SERES NO IDENTIFICADOS

El poema es un medio físico
como una suerte de fotografía
capaz de darle visibilidad
a los sueños y a lo que ya no ves.
También a esos seres
que parecen llegar del más allá,
de otra dimensión;
aunque sus nombres sean humanos,
y se llamen Juan o Abdel
de la madre que lo parió.
También a esos seres
extraterrestres de este planeta,
a los que hemos privado
de dimensión:
del cuerpo y la sangre de la justicia.

Los excluidos de la tierra,
¡tomad la poesía!
¡está en oferta en vuestras manos
de consagrar!
Esto es su cuerpo
que os da nombre
y carta de existencia.
¡Comedlo aun con papel y adjetivo!
Os pertenece por derecho,
como el pan y la verdad, el poema.


IDEA DE UN PAÍS

En un viejo cuaderno
adolescente,
cubierto de polvo,
descubrimos, un día,
la luz de una idea
que nos sostuvo
desde allí.


¿TU PAÍS?

Tu país, ¿cómo se llama?
¿Existe, en tu país, el capvespre,
esa riqueza de luz, de matices,
esa gloria que espera
hasta el final para mostrarse
entre las ruinas del día?


CONSTRUYENDO ESPAÑA

Un tormento de grúas es su cielo
que anuncia una tormenta futura
de todo el litoral construido,
de uno a otro confín.