Bienvenidos a este lugar de consulta sobre poetas, narradores y ensayistas de todo el mundo escritos o traducidos al idioma español.

"... el bibliotecario protege los libros no sólo contra el género humano sino también contra la naturaleza, dedicando su vida a esta guerra contra las fuerzas del olvido"
Umberto Eco

IBAÑEZ TORRES, Carlos Luis

Carlos Luis Ibáñez Torres


Pamplona-Departamento Norte de Santander-Colombia


Libros publicados
* Piel adentro
* Bajo la piel del árbol
* Tierra de difuntos
* Hombre baldío


OBRA

SELECCIÓN POÉTICA

NEBLINA

Pasa la densa neblina
Velando la fotografía de la mañana;
entre cipreses y eucaliptus, borrando los colores,
camina lenta, dama vestida de gris,
corresponsal de invierno;
como máquina del tiempo,
trae envueltos en su manto
los añejos días de la infancia,
cuando vivir era soñar con hadas
brillando entre los grises hilos
de la barba del abuelo.
Cuando soñar era lo mismo que vivir.

LA VENTANA

Fue el oído de la casa
Su ojo mágico, el buzón.

Por ella, llegaban noticias secretas,
y se colaban, escapados,
los espíritus errantes de los antepasados .

Los domingos, era pantalla gigante
por donde vestidos de multicolores sueños,
asistimos en primera fila al maravilloso mercado
del trueque, a la irrepetible ceremonia de la palabra cabal,
al rudo desacuerdo, llevado en ocasiones al límite,
a los tiernos amores de mirar y no tocar, de suspirar…
Al mágico mundo del lenguaje de los sombreros y las ruanas,
de los impecables driles que brillaban como armaduras
en la fantástica glorieta del parque en los bazares de parroquia
donde cada caballero defendía el honor de su vereda, ya en el baile,
el tiro al blanco, la ejecución del tiple o la bandola,
o sencillamente, bajo el abnegado pañolón, por donde asomaban
los rostros femeninos fecundados por la voz de la luna.

Por su imborrable cinta magnetofónica de tiempo, pasaron milímetro a milímetro los maravillosos días de una infancia sin dolor, desde donde fueron filmados para siempre, en la memoria feliz de nuestra vida, nuestros viejos paisanos campesinos.

PÁJAROS

Ágiles geómetras,
trazan sus avenidas
desde el tejado hasta la flor,
de la rama al trino
del trino, al canto,
del canto al oído,
del oído al corazón.
Vestidos de viento,
perfumados de lluvia,
dibujantes de la mañana,
son los más antiguos obreros
del mundo, flores aéreas,
arquitectos del air,
únicos constructores de la libertad.

FUNERAL

La tarde es llanto.
De espaldas
es llevado un hombre
al sitio del olvido.
A empujones
llega la noche.
Entre sollozos
pasa el cortejo.
Y rema indiferente
la luna entre las nubes.

HOMBRE BALDÍO

Todos se han alejado de la mesa de mis sueños.
Mi padre habita plácido su morada en el viento.
Mis parientes andan ocupados fabricando realidades.
Mis amigos de infancia,
pasan por mi lado, tercos en su silencio,
impecablemente distantes.
Mis hermanos de locura se han curado,
son estupendos ciudadanos.
Mis hijos perfeccionan sus alas,
buscan un estado superior al de mis sueños.
Mis viejos amigos han muerto.
Mis colegas han cambiado su método de vida,
Ahora, especialistas y doctores en indiferencia.
Mis pocos amores apagadas voces en el tiempo.
Mis asuntos han ido perdiendo su importancia,
pero yo he ganado al fin mi identidad.
Mi identidad de hombre baldío.

VESTIDO DE AMOR

Hoy me he vestido de amor
con la camisa bordada de sauces,
estampada de estrellas
y ocho lunas por botones.

Hoy me he vestido de amor
con pantalón de esperanza,
con zapatos de sueños que vuelan hacia ti,
con la chaqueta de caricias suave y sedosa,
mi alegre corbata de besos,
y el pañuelo de tu risa, perfumado de pasión.

Hoy me he vestido de amor para ti en este día gris,
y no me importa que la copiosa lluvia de la soledad
empape de nuevo mi traje.

2 comentarios:

JUSTO ANDELFO ÁREA DE INFORMÁTICA dijo...

Me parece muy bueno. Felicitaciones profesor Carlos Luis.

Att.
Justo Andelfo Vera

Ciro dijo...

Profesor Carlos Luis, exquisita poesía,solo falta _claro, no le falta nada_ ponerle música a esos versos; Mis felicitaciones, estos trabajos son los que verdaderamente valen...valen mucho!