Bienvenidos a este lugar de consulta sobre poetas, narradores y ensayistas de todo el mundo escritos o traducidos al idioma español.

"... el bibliotecario protege los libros no sólo contra el género humano sino también contra la naturaleza, dedicando su vida a esta guerra contra las fuerzas del olvido"
Umberto Eco

GONZÁLEZ TREJOS, Edilberto

Edilberto González Trejos

Santiago de Veraguas-Veraguas-Panamá//Panamá-Panamá-Panamá.


Libros publicados:
- Balanceo, poesía, 2003, Universal Books.
- De Sueños, Vigilia y Trance, poesía, 2009, El Hacedor.

OBRA

SELECCIÓN POÉTICA
Del libro Balanceo

EL TRILLO AÉREO
Versión 2003

Surca el espacio,
en áreas aventuradas,
suspendido en una nada
que desaparece despacio;
sin recurrir al vacío
de las ideas alteradas,
visiblemente desesperadas.
Se acabó la travesía
sin necesidad de alegoría
o de algo coherente
que explique la algarabía
que trasciende su mente.
No es nada frecuente
el enrarecido éxtasis
que siempre marca el génesis
de toda nueva vida,
del abismo del alma perdida,
sustraer la cuota de némesis
para trascender en etapas
de abajo a arriba, capa a capa
hasta la altitud que olvida
la naturaleza sub-humana, bestial,
repara en lo sobre-humano, ideal:
Constituye el hombre cósmico,
a la vez terrenal,
El Ser Integral.

Del libro “De sueños, vigilia y trance” (2009)

MAGNETISMO:

En los laberintos urbanos
encuentras esquinas punzantes
campos cargados de electricidad
¿Magnetismo traicionero?
¿Sorpresa eléctrica?
La acera resguarda silenciosa
el sacrificio secreto
del caucho y la carne.

NIRMANAKAYA

Siete días en el infierno
siete años en el purgatorio
un Nirvana eterno
y renunciable
por Amor Infinito
- me abrasa el Fuego -

TELÚRICO:

I.
La Pangea Social
cruje, cede, se desbarata,
hundiéndose en las aguas
de un autismo masivo y particular.

II.
Las delicadas placas de la tolerancia
extrañamente se acomodaron
causando temblores de suspicacia
centrífuga telúrica.

III.
Los últimos trozos
de la "Terra Firma" del Oceánico Garrett
yacen dispersos entre las aguas autistas,
separados por acomodos terrenales intolerantes.

IV.
Insulares realidades
de la existencia individual
se asoman cuales pálidas memorias
de Continentes Míticos,
ya ni siquiera de la Pangea Social.

V.
En el Centro, en el Eje,
pulsa una Revolución a fuego lento,
el temido cataclismo
será sólo el reacomodo
de un Nuevo Orden Centrípeto.

MALEZA:

En mi nomadismo,
algunas veces hedonista,
otras tantas, estoico
se acumuló
maleza en mi pecho.
En la aridez de mi alma
la maleza devino
en hojas secas, filosas
que atravesaban mi corazón,
herido, me negaba a sucumbir.
Tus ojos, cristales
y tu corazón, el sol
han consumido la maleza,
mi pecho arde, el fuego
forja algo nuevo en mí:
Brilla una piedra preciosa
allí donde otrora hubo
un sangrante y maltrecho músculo,
del dolor infinito
surge una extraña redención.

LAS EDADES DEL HOMBRE:

Quien porta el báculo entre escombros
Sol en su propio día, lucero en noche ajena
desgrana misterios de una espiga común.

Pastor ancestral de ovejas perdidas
Buzo reciente de perlas sumergidas
Jardinero Eterno del Huerto Estelar.

MI CORAZÓN SE ABRE A TU VOZ
“Mon coeur s`ouvre à ta voix”
Camille de Saint-Säens en SANSÓN Y DALILA

I.
Me hablas,
Siento tu música,
En tu voz
El amor del misterio
De tus ojos,
El aroma de tu cabellera
Y mi corazón se abre a tu voz.

II.
Me despiertas
De mi sueño oceánico
Abro mis ojos,
Corazón y espíritu,
Al Sol
Que siempre ha sido día
En mi eterna noche,
Te reconozco,
Regreso a tu interior,
Nos fundimos,
Somos uno por siempre.

SELECCIÓN NARRATIVA

SANTA CATALINA, SURF Y EL COMETA HALLEY
(Retrospección)

Aquí estoy, a la vez que sorbo un traguillo de Ron con Coca-Cola, escucho "Frampton Comes Alive" (Do you feel like I do), y recuerdo ese trillo a Santa Catalina (a la playa), en febrero o marzo de 1986. Fuimos Carlos y yo en el carro de Gustavo Quintero y allí iban "Pericles", "Oso" y creo que "Pollo" Calvo, pero no lo recuerdo bien...

Fue un viaje heroico en el Jeep Land Cruiser de 1979, de Santiago a Soná, de allí hasta que se acabó la carretera buena, luego Farfán, hasta meternos por el potrero que daba hasta la playa donde se iba a realizar el "O.P. Pro".

Y estaban allí, entre el pasto seco de marzo, el sol picante, el polvo que se nos incrustaba en los mismísimos cascos, pasando encima de las zapatillas y los jeans, esas sombras "oásicas" de los enormes y aquiescentes mangos, el aroma del mar que se estrellaba allí, en frente de nosotros, con las rocas y el "cliff"... Sí, estaba allí toda la farándula santiagueña de ese entonces y que hoy por hoy, unos perviven y otros han "broken free", es decir, "ido x fuera"... del pueblo.

Que si los "fresas", grupo del que quedan sólo restos (Oscarín Avilés, Moisés Díaz, Caki, Monina, Margarita Pérez... ¿quién más? Muchos más... o menos...), estaban Benito Orozco, Toño Orozco, "Coco" Burgos, El "Oso" Evans, Becho González, Arturo Torrazza, Mito "He-Man", "Hippie", Guillermo Correa, Mayito Escudero, Pollín Rodríguez, "Niño Birria", etc... Y bueno, de los "pies" (pays), sí que muchas había, mas no recuerdo con certeza...

Lo que recuerdo es que tras toda esa dañazón, bebí cervezas como loco el primer día – sábado – vimos la competencia de surf, comí poco, casi no tomamos agua.

Llegó la noche, demencia con "Truenos y Relámpagos", yo bailé gracias a que Marta Burgos y la fula Elizabeth (que a la postre fue esposa de "Tito Bomba") de Atalaya tuvieron la gentileza de aceptar bailar conmigo. Luego se me acercaron unas "goofies" de Panamá, que creo se habían "puesto bien los lentes"... Y así coreamos "Cocaine" de J.J. Cale, tocada porEric Clapton, "Smokin´" de Boston, Deep Purple, Frampton, Zeppelín, Doors, Knack, The Cars, Police, Los "Stones", todo el "l.p." "Play Deep" de The Outfield... Nazareth, Genesis, Mr. Mister, Fleetwod Mac, Yes, Asia... hasta llegar a Madonna, Prince, Bowie, Talking Heads y "¡PÓNGANSE LOS LENTES!":

Están al lado mío Toño Orozco y un pelao danés de intercambio A.F.S. que se quedaba en Chitré, llamado Klaus, todos bajos de tamaño como yo (tenía 14 años)... Estaba "Coco" por allí, Benito, Felipe Godínez, qué sé yo, todos bailábamos y gritábamos (Eagles ¡yeah!, Grand Funk ¡yeah!)... Bailaban también Bechito, Arturo, y más lote por allá... cada uno con su pareja, y creo que todos estábamos algo exaltados. Llega Arturo donde estoy yo, bien lejos de la tarima, en un
claro, entre las lomas y los inmensos mangos, cerca del "cliff"... Entonces me dice él (ahora es un padre de familia): "Hey, tú, pelaíto, ¿sabes una vaina?" - todo con una enorme ventaja de tamaño, y cuando le veía esa mirada encima mío, me embargaba un "culillo" – "Has firmado tu sentencia de muerte"... A esto y confieso que fue un ERROR de mi parte, no podía más que reírme, una sonrisita nerviosa por supuesto, y le respondí: "...Pe-pe-pero, ¿porqué? .... ¿porqué dices eso?... ¿qué te hice?" todo eso arrastrando las palabras... Pero él no me dejó responder y se acercaba más a mí, para mi desmayo...

A todo esto, miraban ya la escena "Coco", Benito, Felipe Godínez y varios otros pelaos... creo que incluso Mayito estaba por allí.

En eso me dice: "¡Tú!... le tocaste el culo a mi novia y crees que no me di cuenta, ella me dijo que tú le tocaste el culo, así que hoy morirás..."

En eso llegan Benito y "Coco" que aparte de la estatura, estaban "cogíos" en los músculos, agarran a Arturo, me cubren, llega Felipe a ver y muchos más a "parlamentar" con el Trolli... y preguntarle qué pasaba...

Allí yo me perdí de la escena, a la velocidad de la luz, y el cuerpo me empezó a volver al alma... En mi carrera veloz llegué a un campamento que tenían los "fresas" debajo de un palo de mango, y allí estaba el Klaus, con Oscarín, Cuca, Monina, Todd Palmer (el australiano) y Michael Rasmussen (el danés de Santiago), allí escondían al pequeño danés de Chitré...

Y es que bajo esa luna bella de verano, se había esclarecido el misterio – y parecía que iba a haber otra pelea por ello - . Arturo quiso entonces, allá afuera en la negociación y la vaina, que fuera el pequeño y aguerrido "nica", Toño Orozco, pero éste sí iba a defenderse, y no parecía estar "aculillado" como yo... Amén de que contaba con el apoyo de Benito, 100%.

Creo que a todos se nos pasó la enfuegazón tras este incidente, que parece sucedió así: La chica que bailaba con el Trolli sintió un toque en sus glúteos, advirtió a su parejo, pero en la confusión de la noche y el tumulto, sólo acertó a decir que había sido "un pelao bajito, blanco y agarraíto"... ¿Entonces? Resultó que primero era yo el que iba a pagar el pato, me salvaron a tiempo, aunque ya yo me había hecho la idea de la irremediable "sacada de barro"... Luego, que si Toño Orozco, pero aquí parece que se acabó toda la "investigación" y las ganas de pelear.

Pero ¿quién fue realmente? Ustedes lo saben, yo lo sé, todos lo sabían, menos Arturo... Por eso lo escondieron en la tienda de campaña, FUE KLAUS, desconocedor de nuestras raras costumbres tropicales, incapaz de medir la reacción de un "jealous boyfriend", como Klaus "himself" dijo: "Pero fue un accidente ´after all´", y como todo buen chico de A.F.S., no podía pelear.

Y la noche, ella siguió, y nos fuimos de extremo a extremo de la playa...

Con la "choteadera" del Cometa Halley, "Lacocó" hasta el "tape", le dice a un señor: "Mire, allí, vea, El Cometa"... A lo que dice el señor, sin perder la compostura un solo momento: "Ah, sí, cómo no, un bonito fenómeno natural..." Entonces "Lacocó" agarra al señor por el hombro, lo mira con una mirada de loco y le dice: "FENÓMENO ES EL QUE YO VEO, 1,003 COMETAS, ALLÁ VE... ¡ALLÁ!"... Y luego lo inquiere, sin quitarle mano del hombro: "¿Cómo se llama Usted, estimado", tras lo cual el serio señor, mas en todo momento atento, más bien, amable, responde: "Yo soy el Padre Cornejo, Aníbal Cornejo, m´hijo, Director del Colegio San Vicente, ¿Cómo se llama Usted?"... Aquí sí que "Lacocó" casi se caga y le dice, quitándole la mano del hombro, sobre el "cliff" y entre palmeras, con luna creciente: "Mi nombre es Ariel, sí Ariel, ¡mucho gusto!... este... este... es que tengo unas diligencias que hacer, me disculpa... mucho gusto!"... Y camina hasta donde las piernas suyas no dan más, entre risa y no sé qué, a decirnos esta anécdota acá, sentados sobre un tronco seco, riendo a pulmón lleno.

Luego, el espectáculo que vimos: El primero en verlo fue Julio Flores, y luego Quincho "Pioneer" y que ya la memoria no me da para más, fue a 2 tipos "cogíos" en la barba y "agarra´otes", bien trabados el uno con el otro, tras una palma real, cerca de un manglar, en un lugar que cualquier "drugger" envidiaría para hacer lo suyo, pero allí estaban los maricones y los alumbramos con 6 "flashlights", nos echamos a reír y salimos huyendo, echamos a correr, ya que uno de ellos sacó a relucir un inmenso puñal de buceador, que brilló en la luz de los "flashlights" y la propia luna llena.

Vagamos por la noche, entre caminos reales, casas agrestes, con luces encendidas, gente chupando, gente cogiendo, gente con "lentes", y la jodedera prendida hasta que se nos hizo de madrugada y nos conseguimos nuestras mantas y vainas y nos tumbamos bajo unos árboles rodeados de hojas y paja seca y no tan seca, en una pendiente a la que rodeaba los sobrantes de los que una vez fueron "Los Indeseables"... y yo me dormí sin mucha dificultad...

Desperté al nuevo día, en el "llano en llamas" (literalmente), ya que "El Fulo" (El Sol) nos despertó a Carlos y a mí (raras veces anduvimos cerca el uno del otro), desayunamos hot dog, sandía y raspao pa´ la sed... Para la otra sed, cerveza y seco.

Esperamos la premiación, ceremonia, qué sé yo, todo iba bien.

Ya todo el mundo se iba, mas yo decidí irme en el "in-between" a la playa del otro extremo, a "El Estero". Allá estaban Guillermo Correa, Todd Palmer y un poco de chiquillas que se veían buenas.

Yo, en lo personal, me había dado una quemada de camarón con el sol playero, y le había pedido a Carlos que viniera a avisarme cuando ellos se iban, ya que mi cartera, mochila, TODO estaba en el carro de Gustavo... NO ME AVISARON.

A cierta hora, yo, extrañado de que no me habían avisado, voy a ver qué pasa. A todo esto sin "suéter", ya que las olas se habían llevado el mío, sólo en "shorts", descalzo, despeinado, "vueltóver"... Pregunto por ellos: SE FUERON. Vago sediento, ni una cara amiga queda en el lugar que me lleve a Santiago, aunque sea en el maletero... TODOS SE FUERON... Camino como guiado por alguien que en ese momento no era yo mismo... me robo unas sandías y me escondo tras un matorral, luego desvío para el camino que lleva a la playa Santa Catalina, allá donde está el Bar y el Jardín, camino descalzo, a pleno sol, pienso en todo, en lo peor... "Moriré aquí" me decía, "algo haré" también me repetía...

Mis labios secos, mi cuero maltrecho y mis ojos y vientre hundidos, empolvado y cubierto de arena, llego allí, ambiente de fiesta, mas no me dan... se ríen... Yo les cuento mi infortunio y como si nada... Voy y la gente come en las fondas... ¡y beben!

¡Eureka!, me acuerdo de la casa en que dormíamos 3 años atrás, cuando veníamos a la playa con Rubén González y la familia... Y veo gente allí, ya la vista me traiciona y llego casi tambaleando, me ve "Canti" (Benjamín González) y dice: "¿Qué pasó Chino? ¿Qué haces por aquí?"... Ya ni recuerdo lo que le dije, yo sólo sé que me desesperado me aventé una soda quinac del "cooler" que me supo a mil demonios... Luego, me sentaron, me bebí como 10 sodas, 100 hielos, me sirvieron un plato de arroz con camarones, el cual ha sido uno de los más ricos que he comido en MI VIDA.

A todo esto, parece que ya estaba todo el gentío partiendo para Cañacillas, en Santiago... Entonces, les dije: "¿Me pueden dar el bote?"... La pregunta estuvo de más: ME LLEVARON.

Así como andaba, mi ánimo cambió gradualmente, hasta el punto que cuando íbamos por Las Barreras, ya iba "choteando" a Linda y a Osvaldo... a todos...

En fin, me bajé, así sin camisa, en pantalón corto, descalzo y con el cuero curtido como un camarón, en la Especializada, caminé ese domingo por la tarde la Calle 11, doblé, más cuerdo que nunca, por el taller de Alloisio hasta llegar donde Carlitos, donde sólo le dije: "¿PORQUÉ? FUE MALA, CASI NO LLEGO"... Y le conté historia de los últimos 8 párrafos, en eso me ve el señor Pascual y le dice a Carlitos: "¡Consíguele un suéte (sic) a ese pobre muchacho, oye!".... Nos echamos a reír a más no poder y me puse el "suéter", bastante carnavalesco por supuesto (tenía la foto de una reina de carnavales).

Buscamos mis vainas donde los Quintero, que no estaban allí, mas sí mis enseres, tras lo cual regresamos y LLEGUÉ A CASA, sano y salvo...

Y CHARLÉ CON EL VIEJO... Y DORMÍ COMO UN OSO...

¡Y GUARDÉ ESA PIEZA "STOOD STILL", EN EL TIEMPO!

1 comentario:

José Luis RODRÍGUEZ PITTÍ dijo...

Excelente la selección del poeta González Trejos para La biblioteca: nómada a veces, pastor en busca de ovejas perdidas, explorador de esos extraños laberintos urbanos en los que a fuego lento pulsa una revolución... Edilberto parte siempre de la tierra en la que se hunde la raíz para explorar el cosmos a través de esa búsqueda que es su poesía. Recomiendo su libro De sueños, vigilia y trance.